Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Francisco: «Que el Jubileo ayude a todos a vivir la esperanza»

El Santo Padre se ha reunido con los participantes en la sesión plenaria del Dicasterio para la Evangelización, Sección para las Cuestiones Fundamentales en el Mundo

El Papa Francisco se ha reunido este viernes con los participantes en la sesión plenaria del Dicasterio para la Evangelización, Sección para las Cuestiones Fundamentales en el Mundo, y ha reflexionado sobre la ruptura que se ha producido en la transmisión de la fe, invitando a que se promueva la espiritualidad de la misericordia. Ha señalado que «es necesario dar una respuesta eficaz a las nuevas generaciones para que recuperen el sentido de la vida». El Santo Padre ha señalado que precisamente ese es «el camino para hacer frente al secularismo de las últimas décadas, que ha llevado a la pérdida del sentido de pertenencia a la comunidad cristiana y a la indiferencia hacia la fe y sus contenidos». 

Recuperar las relaciones con las familias y los centros de formación

Francisco se detuvo en primer lugar en el mundo actual y subrayó que «la llamada a la autonomía de la persona, avanzada como una de las reivindicaciones del secularismo, no puede ser teorizada como independencia de Dios, porque es Dios quien, en cambio, garantiza la libertad a la acción personal». A continuación, abordó el tema de la «nueva cultura digital que está ofreciendo aportaciones para el progreso de la humanidad, por ejemplo en el campo de la medicina y de la salvaguardia de la creación, pero que trae consigo también una visión del hombre que parece problemática en cuanto a la necesidad de verdad que habita en cada persona, unida a la necesidad de libertad en las relaciones interpersonales y sociales».

Incentivar el ministerio del catequista

Sobre la “cuestión prioritaria de la transmisión de la fe”, el Papa recordó la importancia de la catequesis y el papel de quienes “han recibido y recibirán el ministerio de catequistas”, para “ser fortalecidos en su compromiso al servicio de la evangelización”. A continuación, deseó que los obispos alimenten y acompañen “las vocaciones a este ministerio, especialmente entre los jóvenes”, para que haya menos distancia entre generaciones “y la transmisión de la fe no parezca una tarea confiada sólo a los ancianos”, y los animó a buscar fórmulas “para que el Catecismo de la Iglesia Católica siga siendo conocido, estudiado y valorado”, con el fin de extraer de él respuestas a “nuevas necesidades”.

Pronto la carta apostólica que anuncia el Jubileo

A propósito del próximo Año Santo, Francisco ha esbozado lo que lo caracterizará y recomienda que la acogida de los peregrinos se exprese «no sólo en las obras estructurales y culturales necesarias, sino también en hacerles vivir la experiencia de la fe, de la conversión y del perdón, encontrándose con una comunidad viva que da testimonio gozoso y convencido. Será un Jubileo en el que deberá emerger la fuerza de la esperanza. Dentro de pocas semanas haré pública la Carta apostólica para su anuncio oficial: espero que esas páginas puedan ayudar a muchos a reflexionar y, sobre todo, a vivir concretamente la esperanza».

Redescubrir la oración

Por último, el Papa recordó «que este año que precede al Jubileo está dedicado a la oración y nos invita a rezar más y mejor, en la escuela de María y de los santos y santas. Necesitamos redescubrir la oración como experiencia de estar en presencia del Señor, de sentirnos comprendidos, acogidos y amados por Él. Como nos enseñó Jesús, no se trata de multiplicar nuestras palabras, sino de dar espacio al silencio para escuchar su Palabra y acogerla en nuestras vidas».

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now