Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Así es la propuesta de la Iglesia para la educación especial

Este miércoles se ha celebrado el segundo Panel de experiencia y participación que se ha realizado en Valencia

El Congreso “La Iglesia en la Educación” ha continuado esta miércoles con el segundo Panel de experiencia y participación que se ha emitido en directo desde Valencia. De esta forma se continua con este Congreso, organizado por la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura, que tendrá su sesión final el 24 de febrero en Madrid. El segundo de los temas abordados han sido los centros de educación especial de ideario cristiano.

El evento ha estado moderado por la periodista de COPE, Sara de la Torre, y el primer turno de intervención ha versado sobre los centros de inclusión preferente. En primer lugar han tomado la palabra Joan Cortina Badoch y Alba Bonet Buquera, del Centro de Educación Especial Tilmar, Montblanc. Han indicado que el proyecto que desarrollan «tiene como objetivo compartir espacios con alumnos de diferentes realidades mediante estrategias metodológicas innovadoras e impulsoras del capital humano y la cultura cooperativa natural. Además, se pretende potenciar las posibilidades individuales de cada individuo, así como promover su cohesión social».

Además, se ha precisado que «la experiencia propuesta es llevada a cabo por las dos instituciones que conviven en un mismo edificio bajo una misma institución, la Archidiócesis de Tarragona y bajo un solo equipo directivo formado por miembros de ambos centros. El proyecto es llevado a cabo por el equipo docente del CEE Tilmar con la ayuda y el soporte del profesorado del colegio MDSerra».

Julia Genio Morilla, del Colegio Virgen del Carmen Vedruna de Toledo, ha indicado que «nuestra iniciativa se ha desarrollado con el objetivo de atender a jóvenes con alguna discapacidad que se encuentran en riesgo de exclusión educativa y laboral. Esta formación mejora la autonomía personal y social del alumnado y les permite desarrollarse cultural, y educativamente, así como insertarse en el mundo laboral, garantizando así sus derechos como personas».

Este proyecto se articula mediante la subvención directa que el Gobierno de Castilla-La Mancha concede al centro para el desarrollo de estos programas. El fin último de los mismos es atender a jóvenes con discapacidad, generalmente con un nivel sociocultural y económico bajo, para que puedan formarse académica y profesionalmente y posteriormente insertarse en el mercado laboral.

Por último y para cerrar el primer bloque ha intervenido Ana Climent Más, del Colegio Pio XII de Valencia. Ha expuesto que «la escolarización combinada tiene como objetivo el enriquecimiento mutuo de diferentes colectivos y el acercamiento hacia una población cercana a nosotros como son los alumnos del Centro de Parálisis Cerebral de Cruz Roja».

«Los beneficios que se pretenden obtener en los alumnos con parálisis cerebral son a nivel social, afectivo y de comunicación y, en menor medida, curriculares. En los alumnos de nuestro centro, además, se pretende la sensibilización hacia este colectivo fomentando la cultura del encuentro frente a la cultura del descarte (Magisterio del Papa Francisco). Y, considerando las palabras de nuestro fundador el Beato Manuel Domingo y Sol “La educación no es una fórmula de escuela sino una obra de vida”, nos hace ver la importancia de la ayuda al prójimo y de la pedagogía del buen samaritano que nos comunica también el Evangelio».

El segundo bloque ha versado sobre el proyecto educativo de centros específicos. Juan Larrocha Allué, del Colegio Cambrils, ha indicado que la experiencia que presentan «se basa en explicar a los alumnos la presencia de Jesús en la Eucaristía. Para llevar a cabo esta verdad de fe, el colegio cuenta con un oratorio donde el Santísimo está en el sagrario durante todo el día y donde los alumnos pueden ir a saludarlo. Todos los viernes del curso tenemos un encuentro con Jesús en el oratorio. Un viernes al mes eucaristía, otro viernes adoración y dos viernes plática con el sacerdote».

«En nuestro centro, en la asignatura de religión, los objetivos, contenidos y actividades se ajustan a las necesidades, capacidades y etapa del desarrollo en el que se encuentre cada alumno. Nuestro objetivo es que paulatinamente vayan adquiriendo la doctrina de la fe cristiana. Como es lógico, esto es un reto y un desafío, puesto que para entender las verdades de la fe cristiana es necesario tener un razonamiento abstracto de la realidad, capacidad que nuestro alumnado va a tener muy afectado siendo su pensamiento más concreto y funcional», añade.

Isabel Alonso Salvatella, del Centro de Educación Especial María Corredentora ha explicado que «las personas que llevan a cabo esta experiencia es el alumnado que está comprometido y es responsable de aquellos círculos de nuestra sociedad que necesitan ayuda. Claro está que para lograr todas estas iniciativas sociales el equipo de profesionales del centro prepara a sus alumnos previamente en las aulas para llevar a cabo con éxito la labor social encomendada».

«Mediante estas actividades solidarias, el centro María Corredentora se hace partícipe de los valores fundamentales que se encuentran en el Evangelio. Los cristianos buscamos vivir de acuerdo con estos valores y principios en nuestra vida cotidiana».

La encargada de cerrar el segundo bloque ha sido Guadalupe López, del CCEE Madre de la Esperanza de Talavera de la Reina, quien ha expresado que «el programa se desarrolla en la archidiócesis de Toledo y en colaboración con el Instituto Desarrollo y Persona de la Universidad Francisco de Vitoria. En el contexto de la educación especial esta formación supone una mirada que va más allá de las limitaciones que son vistas desde un Amor más grande y sostenidas adecuadamente por los educadores que saben mirar así». 

El tercer bloque ha versado sobre las experiencias de innovación en centros específicos. Blanca Hernández Hernández, del Centro de referencia y apoyo Purísima Concepción de Granada, ha contado que «nuestra escuela es una escuela en marcha, puesta al servicio de la Iglesia, las familias y el alumnado para transmitir y educar en la Fe. Nuestra Identidad como institución religiosa apela a que nuestro ejemplo de vida sea Jesús el Buen Samaritano, sin pasar de largo, aprendiendo a mirar, escuchar y pararnos en mundo que vive a un ritmo frenético, con el fin de trabajar en comunidad por el bien común. Un desafío educativo que propone contenidos, metodologías, recursos y experiencias adaptadas y accesibles que dan respuesta a las personas con grandes necesidades de apoyo». 

Eduardo Martínez Gual, del Centro de Educación Especial Niño Jesús de Córdoba, ha expuesto que «nuestro programa se enmarca dentro de los objetivos establecidos por el Departamento de Evaluación y Rehabilitación del Centro de Educación Especial “Niño Jesús”, centro situado en la localidad de Cabra y cuya titularidad corresponde a las Hijas de la Caridad».

«El programa de tecnologías de bajo costo desarrollado en el CEE Niño Jesús de Cabra (Córdoba) tiene por objetivo desarrollar para el alumnado tecnológicas de bajo coste que supongan un apoyo para su vida diaria, favoreciendo, así mismo, el intercambio de los diferentes recursos creados por otros usuarios a través de una página web/blog».

Por último, Eva Valero Benedicto, del Colegio de Educación Especial La Purísima para niños sordos de Zaragoza, ha afirmado que «nuestra experiencia es un “proyecto de proyectos” que comenzó con nuestra fundadora Madre Francisca, entregada a los más desfavorecidos en su apuesta por la Paz y el Bien. Hace tiempo, inició una experiencia innovadora que perdura, dedicada a la educación y el desarrollo del sordo, completamente desatendido en aquellos momentos, hasta nuestros días, donde continuamos la misión con el mismo empeño, buscando siempre metodologías innovadoras que faciliten nuestra labor, siendo referentes en nuestro campo».

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now