Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Carta del obispo de Lleida: «Propuestas diocesanas para este curso»

De las actitudes del anterior escrito a los contenidos del actual. Ambos conforman un mismo deseo de afrontar el nuevo curso con provecho y con corresponsabilidad.

Dos son las referencias, el Sínodo de los Obispos (octubre de 2023), convocado por el Papa y el Plan Diocesano de Pastoral (2020-2024) que han sido estudiados en múltiples reuniones a todos los niveles. Tanto uno como otro nos afectan y marcan el camino para transitar con garantía buscando la universalidad y la unidad.

Desde los primeros momentos de la convocatoria sinodal ha habido un gran interés por colaborar con este acontecimiento universal. Se recibieron y distribuyeron materiales y cuestionarios que facilitaron el trabajo y las respuestas. Muchos han participado en los dos últimos años aportando sus puntos de vista a los tres niveles en los que se ha vivido este proceso: el diocesano, el de la Conferencia Episcopal Española con el complemento del espacio continental para terminar en el encuentro del Vaticano del próximo octubre.

Respecto al Plan Diocesano ha sido la guía para nuestra acción pastoral en todas las dimensiones de la vida eclesial. Se ha intentado proponer algunos objetivos con unos medios al alcance de todos para conseguir unas comunidades acogedoras y misioneras. Fijándonos en los materiales que acompañaban ambas iniciativas, ha habido muchas sesiones de trabajo de todos los sectores pastorales (parroquias, movimientos, instituciones) que han posibilitado ricos diálogos, amplios encuentros y comprensión mutua entre las sensibilidades que hay entre nosotros.

El resultado de dicho trabajo se ha sintetizado, después de pasar por el Consejo de Presbiterio y del Consejo Diocesano de Pastoral, en unas pocas páginas para distribuir entre los miembros de las distintas comunidades con una mirada al interior de la Iglesia y otra al exterior. Es el servicio que nos corresponde para cohesionar y convertirnos y, también, para evangelizar. Resumimos:

Las dos prioridades para este curso son: 1ª.- Renovación / formación y 2ª.- Evangelización /corresponsabilidad. En la primera quisiéramos adoptar una mirada nueva ante la realidad eclesial y socio-cultural en la que vivimos los cristianos, conjugando tres verbos: escuchar la voz del entorno; contemplar dicha realidad con la mirada del Evangelio; reflexionar para un mayor crecimiento en la fe y un constante anuncio del mensaje de Jesús. En la segunda nos obliga a todos los bautizados a cumplir el mandato del Señor cuando nos envía al mundo entero, al mismo tiempo nos dispone a ser complementarios (no adversarios) en la distribución de las tareas pastorales.

Nos comprometemos con dos objetivos: Animar a todas las comunidades a una gestión de sus tareas aplicando el espíritu sinodal; impulsar desde las Áreas de Pastoral espacios adecuados para compartir, orientar y ayudar en el camino de la acogida y del anuncio.

El folleto explicativo acaba con un sugerente título que persigue desarrollar todo lo anterior: Medios y recursos sugeridos en la Asamblea Diocesana (el pasado 27 de mayo) para integrar los objetivos y caminar hacia las prioridades previstas. Propone acciones concretas en los cuatro ámbitos que necesita la comunidad cristiana: la formación, la corresponsabilidad, la evangelización y la espiritualidad. Son acciones fácilmente realizables si cuentan con la participación del mayor número de personas y comunidades. Es por lo que invito a todos a participar de forma activa en cada uno de los acontecimientos que se organicen a lo largo de este curso

+ Salvador Giménez Valls

Obispo de Lleida

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now