Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Con la cruz de Tierra Santa

El pasado miércoles iniciamos el tiempo de Cuaresma con la imposición de la ceniza. La Cuaresma y la Pascua forman un único movimiento. Cuarenta días de Cuaresma, camino hacia la cruz. Cincuenta días de Pascua, camino hacia la plenitud del Espíritu.

Coincidiendo con el primer domingo de Cuaresma llega Sent la Creu, una iniciativa promovida desde el Secretariado diocesano de pastoral con jóvenes. Hoy, a las seis de la tarde, en la basílica de la Sagrada Familia, tendremos la oportunidad de iniciar conjuntamente este tiempo de preparación para vivir intensamente la Pascua. Lo haremos en torno a la mesa del Señor y de su Cruz celebrando la Eucaristía, precedida de una vigilia de oración*.

La Cruz de Cristo puede ayudarnos a encontrar la esperanza en medio de cualquier conflicto. En esta ocasión, nos reuniremos para orar por la paz en Tierra Santa, donde el conflicto bélico está causando sufrimiento a muchas personas. Contaremos con la presencia del cardenal Pierbattista Pizzaballa, patriarca latino de Jerusalén. Juntos oraremos por los hermanos en Tierra Santa que están sufriendo la guerra y sus consecuencias.

En un mensaje del papa Francisco, difundido el pasado 22 de noviembre de 2023 a través de la Red Mundial de Oración del Papa, el Santo Padre pedía a los fieles rezar por Ucrania y, especialmente, por Tierra Santa; orar «para que las diferencias se resuelvan en el diálogo y en la negociación y no con una montaña de muertes en cada bando».

Estas Navidades, los pastores y patriarcas de las iglesias cristianas de Tierra Santa han suspendido todas las celebraciones, en solidaridad con el sufrimiento que se vive en la región de Gaza y que también se vivió en Israel durante los ataques terroristas del pasado 7 de octubre. Ante este escenario desolador, debemos unirnos en oración para pedir a Dios que abra los corazones de todos. La guerra nunca es la solución, ni en Tierra Santa ni en ningún otro territorio del mundo.

Desde nuestra Iglesia local, nos sumamos humildemente a estas intenciones de oración por la paz. Lo haremos en el contexto privilegiado de la octava edición de Sent la Creu, haciendo nuestra la cruz que ahora sufren tantos hermanos en Tierra Santa. Una tierra sagrada en la que hace unos 2.000 años, Jesús de Nazaret murió crucificado ofreciendo su vida por todos y cada uno de nosotros. Una cruz que en años anteriores nos ha solidarizado con Lampedusa (2017), Mosul (2018), Camboya (2019), Bangassou (2020), Venezuela (2021), Filipinas (2022) y Ucrania (2023).

Queridos hermanos y hermanas, junto con los obispos auxiliares de nuestra archidiócesis, os invito a orar por la paz y a colaborar económicamente** para ayudar a los hermanos de Tierra Santa. ¡Gracias de todo corazón!

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now