Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El Papa a los participantes en el Congreso La Iglesia en la Educación: «Nadie debe ser excluido»

El Pontífice agradece que la Iglesia en España haya querido mirar a su misión educativa en toda su amplitud: «Podría decirse que es un signo de los tiempos»

El papa Francisco se ha hecho presente este sábado en el Congreso La Iglesia en la Educación, que organiza la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura de la Conferencia Episcopal Española, con un mensaje. Una cita que ha inaugurado el presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Juan José Omella, encargado de leer las palabras del Pontífice.

«Todos tienen derecho a la educación, nadie debe ser excluido. No puedo dejar de recordar a tantos niños y jóvenes sin acceso a la educación en diversas partes del mundo, que sufren opresión e incluso la guerra y la violencia», subraya el papa Francisco en el texto.

En este sentido, ha dicho que la educación es, sobre todo, un acto de esperanza «en quien tenemos delante, en el horizonte de su vida, de sus posibilidades de cambio y de contribución a la renovación de la sociedad».

De hecho, en otro pasaje del mensaje, apunta que lo propio de la educación católica en todos los ámbitos «es la verdadera humanización, una humanización que brota de la fe y que genera cultura». «Cristo habita siempre en medio de nuestras casas, habla nuestra lengua, acompaña a nuestras familias y a nuestro pueblo», agrega.

El Pontífice se congratula de que la Iglesia haga propia la urgencia de la educación y reitera la necesidad de no olvidar a nadie: «Sed sensibles a las nuevas exclusiones que genera la cultura del descarte. Y no perdáis nunca de vista que la generación de relaciones de justicia entre los pueblos, la capacidad de solidaridad con los necesitados, y el cuidado de la casa común pasarán por el corazón, la mente y las manos de quienes hoy son educados».

Un signo de los tiempos

Tras agradecer que la Iglesia en España haya querido mirar a su misión educativa —«podría decirse que es un signo de los tiempos»—, da las gracias a todos los educadores, agentes y protagonistas de la educación e invita a seguir «reflexionando y caminando juntos», a valorar «su identidad y su fe».

«La educación es una labor coral, que pide siempre colaboración y trabajo en red; no se queden nunca solos, eviten la autorreferencialidad. La educación no es posible sin apostar por la libertad abriendo paso a la amistad social y a la cultura del encuentro», concluye.

Riqueza y abundancia

En la apertura de este gran evento, que reúne en Madrid a más de 1.200 personas, el presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura y obispo de Lugo, Alfonso Carrasco Rouco, ha confesado estar impresionado por «la riqueza y la abundancia de la vida educativa de la Iglesia».

Por su parte, el cardenal Omella, ha pedido una oración por la salud del papa Francisco, que ha tenido que suspender las actividades de este sábado por un resfriado. También se ha rezado por las víctimas del incendio de Valencia.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now