Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El Papa clama contra la matanza de inocentes en el mundo: Tierra Santa, Siria, Yemen, Libia, Ucrania…

En la bendición Urbi et Orbi, recuerda también a los que mueren en el vientre materno o en las rutas de los desesperados que buscan esperanza

El papa Francisco dirigió su atención durante su alocución navideña, antes de impartir la bendición Urbi et Orbi en el día de Navidad, a las regiones sumidas en conflictos bélicos, lugares donde se produce una auténtica matanza de inocentes, como el mismo definió.

En línea con la homilía en la Misa de Nochebuena, el Pontífice dijo que frente al Príncipe de la Paz está el príncipe de este mundo, que siembra muerte y actúa contra el Señor, como sucede con la matanza de los inocentes. Y lamentó «las matanzas de inocentes en el mundo: en el vientre materno, en las rutas de los desesperados que buscan esperanza, en las vidas de tantos niños cuya infancia está devastada por la guerra». «Son los pequeños Jesús de hoy», añadió.

En este sentido, dijo que decir sí al Príncipe de la Paz significa decir no a la guerra, «a toda guerra, a la misma lógica de la guerra, un viaje sin meta, una derrota sin vencedores, una locura sin excusas»

«Pero para decir no a la guerra es necesario decir no a las armas. Porque si el hombre, cuyo corazón es inestable y está herido, encuentra instrumentos de muerte entre sus manos, antes o después los usará. ¿Y cómo se puede hablar de paz si la producción, la venta y el comercio de armas aumentan? Hoy, como en el tiempo de Herodes, las intrigas del mal, que se oponen a la luz divina, se mueven a la sombra de la hipocresía y del ocultamiento. ¡Cuántas masacres debidas a las armas ocurren en un silencio ensordecedor, a escondidas de todos! La gente, que no quiere armas, sino pan, que le cuesta seguir adelante y pide paz, ignora cuántos fondos públicos se destinan a los armamentos. ¡Y, sin embargo, deberían saberlo!», subrayó, según recoge Vatican News.

El pidió la paz para Israel y Palestinas, con un recuerdo especial para las comunidades cristianas de Gaza. También para Siria, Yemen, Libia y la martirizada Ucrania y deseó que se consoliden los pasos de paz entre Armenia y Azerbaiyán.

Y recordó las otras guerras y conflictos, las que no encuentran espacio en los medios de comunicación ni en los debates políticos: Sudán, Camerún, la República Democrática del Congo, Sudán del Sur…

«Que llegue el día en el que se consoliden los vínculos fraternos en la península coreana, abriendo vías de diálogo y reconciliación que puedan crear las condiciones para una paz duradera», concluyó.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now