Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El templo. Domingo 3º de Cuaresma. B

 Destruid este templo, y en tres días lo levantaré” (Jn 2,19)

  1. Jesús quería limpiar de traficantes el templo de Jerusalén. ¿No necesitarán nuestros templos y nuestras estructuras una nueva limpieza?
  2. El gesto de Jesús necesariamente tenía que resultar escandaloso para muchos que tenían intereses en las ventas y en los cambios. ¿Nos ayudará este relato evangélico a examinar el motivo de nuestros habituales escándalos?
  3. El evangelio de Juan trata de contraponer el misterio de Jesús a las instituciones de Israel. ¿Qué significa reconocer a Jesús como el nuevo y definitivo templo de Dios?
  4. Jesús no invitaba a destruir el templo de Jerusalén, como algunos sospechaban. ¿No habrá que preguntarse seriamente por el sentido de las palabras evangélicas?
  5. ¿Qué situaciones, leyes o ideologías nos llevan a pensar que hoy se está tratando de destruir el templo de Dios?
  6. Jesús promete levantar en tres días el templo de su cuerpo. ¿Cómo estamos anticipando en la cuaresma la celebración de la Pascua?
  7. ¿Estoy dispuesto personalmente a respetar y promover el respeto al cuerpo, templo de la presencia de Dios en nuestra vida?
This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now