Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La religiosa chilena Nelly León, Premio Zayed 2024 por la Fraternidad Humana

La presidenta de la Fundación «Mujer, levántate» ha sido galardonada por su contribución durante más de 25 años a dar voz al dolor de las mujeres que cumplen condenas en la cárcel

Se han dado a conocer los cuatro galardonados del Premio Zayed 2024 por la Fraternidad Humana, a quienes se les han reconocido «sus esfuerzos excepcionales para afrontar retos sociales complejos y promover la coexistencia pacífica y la solidaridad entre la humanidad a nivel internacional y local». El jurado ha elegido a la religiosa chilena y presidenta de la Fundación «Mujer, levántate», Nelly León, al cardiólogo egipcio Sir Magdi Yacoub, y a las organizaciones indonesias Nahdlatul Ulama y Muhammadiyah como ejemplos para el mundo de los valores consagrados en el Documento sobre la Fraternidad Humana firmado en 2019 por el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed Al-Tayeb. 

Además del reconocimiento mundial, cada galardonado recibirá un millón de dólares para sus proyectos sociales, y pasarán a integrar una red de cooperación que vincula a quienes han recibido el premio. Todos se mostraron especialmente honrados al ser presentados a la prensa internacional este viernes en Abu Dabi. 

Visibilizar a las mujeres privadas de libertad

La hermana Nelly León, chilena y religiosa católica de la Congregación del Buen Pastor, ha compartido durante más de 25 años el dolor de las mujeres que cumplen condenas en la cárcel. Para ella se trata de un drama atroz que la sociedad no ha podido ver o no quiere ver, y por eso agradece que el Premio Zayed permita visibilizar a las mujeres privadas de libertad. 

La religiosa espera que este galardón sean un incentivo para que «los ciudadanos, los políticos y los lideres de opinión, se sientan responsables y comprometidos a aportar en la reinserción de las mujeres, en contribuir en su dignidad, en sus sueños, esperanzas, desafíos, trabajando junto con el Estado de Chile».

La Fundación Mujer Levántate, liderada por la hermana Nelly, atiende un promedio de 250 mujeres al año a través de sus diversos programas, lo que impacta directamente en el bienestar de 700 niños. «Este premio nos permitirá duplicar y hasta triplicar esa cifra, y eso nos hace tremendamente felices», expresa con emoción la galardonada. 

Faros de esperanza

Sobrecogidos por la enorme cantidad de postulaciones recibidas para el premio de este año, que bordearon las cien llegadas de 40 naciones, los miembros del jurado manifestaron la dificultad que les significó elegir a quienes serían los vencedores. El cardenal Leonardo Sandri, subdiácono del Colegio Cardenalicio y Prefecto emérito del Dicasterio para las Iglesias Orientales indicó que «fue una gran lección para nosotros ver todas las cosas que se hacen en el mundo a través de personas concretas y de asociaciones, que tan a menudo ignoramos por completo».

Según el prelado, «tendemos a creer que el mundo es solo odio y división y, en cambio, en todo el planeta, incluso en África y Asia, hay un gran número de instituciones y personas dedicadas a promover la dignidad humana contra la pobreza, contra el hambre, a apoyar a quienes no viven en condiciones verdaderamente humanas. Para mí fue un gran descubrimiento», sentenció el purpurado.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now