Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Las principales palabras del Papa Francisco en el avión de regreso de la JMJ de Lisboa

Como es habitual al regreso de sus viajes apostólicos, el papa Francisco ha respondido a las preguntas de los periodistas que lo acompañaron. Estas son sus principales palabras, según ha publicado Vatican News, sobre los temas que se le plantearon.

Oración por la paz en Fátima

«Recé, recé. Recé a la Virgen y recé por la paz. No he hecho publicidad. Pero he rezado. Y debemos repetir continuamente esta oración por la paz. Ella había pedido esto en la Primera Guerra Mundial. Y esta vez se lo he pedido a la Virgen. Y he rezado. No he hecho publicidad».

Abusos

«La situación es muy grave. En la Iglesia, hay una frase que la estamos usando continuamente: tolerancia cero, tolerancia cero. Y los pastores que, de alguna manera, no se hicieron cargo tienen que hacerse cargo de esa irresponsabilidad. Pero es muy duro el mundo de los abusos […]. Hablar con personas abusadas es una experiencia muy dolorosa, que también a mí me hace bien, no porque me guste escuchar, sino me ayuda a hacerme cargo de ese drama».

Salud

«Mi salud está bien. Me quitaron los puntos, hago vida normal, llevo un vendaje que tengo que llevar durante dos, tres meses para evitar un eventual eventración (en lenguaje médico: salida de las vísceras abdominales, ed.) hasta que los músculos estén más fuertes. La vista. En esa parroquia corté el discurso porque había una luz delante y no podía leer, me daba la luz y por eso lo corté. Algunos, a través de Mateo, preguntaron por qué acorté las homilías que ustedes tienen. Yo cuando hablo, no las homilías académicas, intento hacerlo lo más claro posible. Pero siempre cuando hablo busco la comunicación. Ustedes han visto que incluso en la homilía académica hago algunas bromas, algunas sonrisas las hago para controlar la comunicación. Con los jóvenes los discursos largos tenían lo esencial del mensaje y yo lo tomaba de allí en función de cómo sentía la comunicación».

Iglesia para todos

«Usted me hace una pregunta sobre dos puntos de vista diferentes, la Iglesia es abierta para todos, luego hay legislaciones que regulan la vida dentro de la Iglesia. El que está dentro está según la legislación, lo que dices es una simplificación: no puede hacer los sacramentos. Eso no quiere decir que la Iglesia esté cerrada, cada uno encuentra a Dios en su camino dentro de la Iglesia, y la Iglesia es madre y guía a cada uno en su camino. Por eso no me gusta decir: vienen todos, pero tú, este, pero el otro… Cada uno, cada uno en la oración, en el diálogo interior, en el diálogo pastoral, busca el camino a seguir. Por eso haciendo una pregunta: por qué los homosexuales no… ¡Todos! Y el Señor es claro: enfermos. Sanos, viejos y jóvenes, feos y guapos… ¡Buenos y malos! Hay como una mirada que no entiende esta inserción de la Iglesia como Madre y piensa en ella como una especie de empresa que para entrar hay que hacer esto, hacerlo de esta manera y no de aquella… ».

JMJ

«Cómo he vivido la JMJ. Esta es la cuarta que vivo. La primera fue en Río de Janeiro, allá brasileira. La segunda fue en Cracovia, la tercera en Panamá. Esta es la cuarta. Esta es la más numerosa. Según los datos concretos reales, hubo más de un millón de participantes. Más. De hecho, en la Vigilia se estimó que había un millón cuatrocientos y un millón seiscientos mil.

Impresionante la cantidad. Bien preparada. De las que he visto esta es la mejor preparada. Los jóvenes son una sorpresa. Los jóvenes son jóvenes. Hacen chiquilladas, la vida es así. Pero intentan seguir adelante. Y son el futuro. El asunto (el propósito) es acompañarlos. El problema es saber acompañarlos. Y que no se desprendan de sus raíces. Por eso insisto tanto en el diálogo mayores-jóvenes, abuelos con nietos. Este diálogo es importante, más importante que el diálogo entre padres e hijos. Los abuelos, las raíces.

Los jóvenes son religiosos. Buscan la fe, no lo artificial. Buscan el encuentro con Jesús. Algunos dicen que los jóvenes no siempre viven según la moral. Pero quién de nosotros no ha cometido errores morales en su vida. Todos. También de los mandamientos. Cada uno de nosotros tiene sus propias caídas en su historia. La vida es así. Pero el Señor siempre nos espera porque es misericordioso y padre y la misericordia va más allá de todo. Esto es lo que quería decir sobre la JMJ».

Suicidio juvenil

«El suicidio juvenil es importante hoy, el número es importante. Existen. Los medios de comunicación no dicen tanto porque no se informa a través de los medios de comunicación. Yo me quedé en diálogo con los jóvenes —no en la confesión— aproveché para dialogar. Un joven simpático me dijo: “¿Puedo hacerte una pregunta? ¿Qué piensa del suicidio?”. No hablaba nuestro idioma, pero le entendí bien y empezamos a hablar del suicidio. Y al final me dijo: “Gracias, porque el año pasado estaba indeciso sobre si hacerlo o no”. Tantos jóvenes están ansiosos, deprimidos, pero no solo psicológicamente… Además, en algunos países que son muy, muy exigentes en la universidad, los jóvenes que no pueden conseguir un título o encontrar un trabajo se suicidan, porque sienten una vergüenza muy grande. No digo que sea algo cotidiano, pero es un problema. Es un problema actual. Es algo que ocurre».

 

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now