Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Un sacerdote y un padre de once hijos, asesinados en Barcelona en 1936, serán beatos

El papa Francisco autorizó también la canonización de Elena Guerra, fundadora de las Oblatas del Espíritu Santo

España tendrá dos nuevos beatos. El papa Francisco ha reconocido este sábado el martirio de un sacerdote y un laico españoles, asesinados por odio a la fe, en Barcelona.

El sacerdote es Gaetano Clausellas Ballvé, que nació en 1863 en Sabadell y que en el momento de ser capturado, el 14 de agosto de 1936, era capellán de una residencia de ancianos. Fue fusilado por la espalda al amanecer del 15 de agosto de ese año.

El laico, por su parte, es Antonio Tort Reixachs, muy devoto de la Eucaristía y de la Virgen. Fue considerado culpable de haber dado refugio en su casa a religiosos. Lo capturaron hombres armados, saquearon su casa y destrozaron las imágenes religiosas. Luego lo torturaron en un convento convertido en cárcel y luego lo fusilaron la noche del 3 al 4 de diciembre cerca del cementerio de Montcada.

Al margen de los españoles, la Iglesia tendrá una nueva santa. Será Elena Guerra, italiana, que fundó las Oblatas del Espíritu Santo en 1882. Juan XXIII la proclamó beata en 1959.

Los decretos aprobados por el Papa reconocen también las virtudes heroicas de la sierva de Dios Teresa Lanfranco, italiana, fallecida a los 69 años en Roma en 1989.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now