Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

‘Sueños, el Musical’: el legado de san Juan Bosco es para cada uno de nosotros

Avanti Producciones presenta en Madrid un musical de Toño Moreno que conmemora la vida del fundador de la Congregación Salesiana

Con tres cardenales entre la audiencia —Cobo, Osoro y Fernández Artime— y un salón de más de 600 plazas completo, se estrenó en Madrid Sueños, el Musical. Una obra de Toño Casado, interpretada por un elenco de lujo, que representa la historia de don Bosco, fundador de la congregación salesiana.

Con solo ocho actores que interpretan a más de una decena de personajes, Toño Casado ha sido capaz de construir la historia de un santo del XIX con un guion, composición e interpretación dignos de cualquier musical de la Gran Vía que doble su presupuesto.

Es una historia del pasado que habla, sin embargo, en el presente. No solo porque hace comedia simpática de lo woke, sino porque tiene un mensaje directo para el espectador: don Bosco llegó a donde llegó porque persiguió el sueño que le había dado Dios. Y a eso estamos también llamados los hombres y mujeres del siglo XXI.

Juanito Bosco, benjamín de tres hermanos y nacido en una familia humilde de un pueblecito del norte de Italia. A los 9 años sueña que se pelea con un grupo de jóvenes, entonces —en el sueño— aparece un hombre vestido de blanco que le pide que lidere a esos jóvenes no con golpes sino con caridad. Entonces decide prepararse para ser sacerdote, sin renunciar a sus juegos, sus habilidades de mago y de saltimbanqui.

En Turín se rodea de jóvenes mendigos, a quienes convierte en su familia. Bosco hace grandes cosas con su vida sin tener recursos porque cuenta con la ayuda inestimable de la que él llama «Dama del Trapecio, la virgen María», que es para él desde niño consuelo y guía en todas sus decisiones.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now