Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

«Adorar a Jesús no es perder el tiempo, sino darle sentido»

Francisco recuerda en el ángelus el encuentro entre el papa Pablo VI y el patriarca Atenágoras en Jerusalén hace 60 años. También pide la paz para Tierra Santa y Ucrania

El papa Francisco ha reivindico la adoración en su alocución antes del rezo del ángelus de este sábado, fiesta de la Epifanía del Señor. Como hicieron los Magos que, tras seguir a la estrella, se postraron ante Jesús.

«Contemplar a Jesús, estar ante Él, adorarlo en la Eucaristía, no es perder el tiempo, sino darle sentido al tiempo. Adorar no es perder el tiempo, sino dar sentido al tiempo. Esto es importante, lo repito: adorar no es perder el tiempo, sino dar sentido al tiempo. Es encontrar el curso de la vida en la sencillez de un silencio que alimenta el corazón», ha añadido.

También ha pedido encontrar tiempo para mirar a los niños, como los Reyes Magos hicieron con Jesús: «Los pequeños también nos hablan con Jesús, con su confianza, su inmediatez, su asombro, su sana curiosidad, su capacidad de llorar y reír con espontaneidad, de soñar».

Así, ha dicho que si nos ponemos delante del niño Jesús y en compañía de los niños, «aprenderemos a asombrarnos y empezaremos más sencillos y mejores, como los Magos». «Y sabremos tener miradas nuevas, miradas creativas sobre los problemas del mundo», ha agregado.

Tras el rezo mariano, ha recordado a los pueblos que sufren la lacra de la violencia y la guerra: Ucrania, Tierra Santa, Irán… También se ha referido al encuentro en Jerusalén entre Pablo VI y el patriarca Atenágoras.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now