Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La archidiócesis de Burgos aclara la situación económica de la comunidad de Belorado

«Seguimos con la mano tendida y en ningún caso existe la más mínima intención de condicionar económicamente a la comunidad», afirma en una nota

La archidiócesis de Burgos publicó el jueves a última hora de la noche un comunicado en el que aclara la situación de la comunidad de Belorado, las clarisas que han decidido apartarse de la Iglesia católica y cerrarse en banda ante cualquier intento de diálogo.

En él, señalan que no se han dejado de cumplir ninguna de las obligaciones de pago, tanto con empleados como con proveedores, y que a las monjas se les requirió que planteasen sus necesidades económicas a fin de satisfacerlas sin obtener respuesta. De hecho, se les ofreció una interlocución con la secretaria y ecónoma de la Federación de Clarisas.

«Seguimos a la espera de que las hermanas nos comuniquen los importes necesarios que requieren para los gastos habituales de la vida ordinaria. Hasta el momento no lo han hecho», recoge la nota.

Sin embargo, desde el monasterio sí que les ha llegado la solicitud para el pago de un servicio de seguridad: «No se dice ni qué empresa, ni en qué condiciones. Llama la atención que se pida dinero para este servicio, pero no para la compra de género, para la vida ordinaria de todos los miembros de la comunidad, la materia prima para la elaboración de productos, alimento de animales u otros gastos».

Y continúa: «Deseamos que, así como han realizado la petición para contratar un servicio de seguridad privada, también nos comuniquen las necesidades concretas para afrontar los gastos ordinarios de la comunidad. Por nuestra parte, seguimos con la mano tendida y en ningún caso existe la más mínima intención de condicionar económicamente a la comunidad».

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now