Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Carta del obispo de León «Septiembre 2023»

Queridos hermanos y hermanas:

En la segunda quincena de septiembre vuelve «Iglesia en León». Llega el nuevo curso, la XXII Semana de Pastoral con el lema «No temas, pequeño rebaño» (Lc 12,32), la solemnidad de la Virgen del Camino, la proximidad de san Froilán y antes las “Cantaderas”… Lo ya conocido lo hacemos nuevo en este mes de regreso, de vuelta al cole, a las parroquias, a las actividades diocesanas habituales y nuevas. Septiembre de 2023 es un mes de cambios y comienzos.

Ponemos en manos del Buen Pastor este curso pastoral 2023/2024 bajo el patrocinio de Nuestra Señora del Camino y san Froilán. Tenemos por delante un tiempo de profundización y crecimiento, de miradas nuevas, de desafíos que debemos afrontar sin dilación. Pero, sobre todo, contamos con la mirada del Buen Pastor que nos invita a “no temer”, a confiar en Él, a caminar juntos con Él y con María, la Virgen Madre.

Deseo que estemos todos dispuestos a recorrer nuevos caminos para concretar en cada rincón de la diócesis las prioridades que nos hemos dado. Nos proponemos “facilitar encuentros fraternos” dentro de la dimensión de la comunión fraterna; aprender lo que es “evangelizar en primer anuncio” y ponerlo en práctica donde y con quien sea posible con valentía y claridad, como dinamismo de la evangelización misionera; conocer qué implica “impulsar la relación de ayuda que dignifique” desde la misión samaritana y promover este tipo de ayuda que ha de estar fundado en las relaciones nuevas que genera Jesucristo.

Tenemos ante nosotros el desafío de descubrir y transmitir la mística de vivir juntos, de mezclarnos, de encontrarnos, de tener una verdadera experiencia de fraternidad (cf. EG 87), invitando a superar las sospechas y desconfianzas, las actitudes defensivas, si las hallamos. Hemos de aprender a dar testimonio de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y anunciarle. Queremos encontrarnos cara a cara para compartir y acoger nuestras tristezas y alegrías haciendo crecer a cada persona en la dignidad que Dios Padre otorga a sus hijos e hijas.

Como recordaré en la carta pastoral de este año, que lleva también por título «No temas, pequeño rebaño» (Lc 12,32), sigue siendo “la hora de todos”, involucrados como estamos en un proceso sinodal que nos abre a nuevos planteamientos y traza un modo de ser y obrar eclesial de mayor comunión, participación y misión desde nuestra condición bautismal. Igualmente, continuamos percibiendo la necesidad y la riqueza de poner de relieve la esperanza cristiana, descubriendo los motivos que tenemos para vivir “Junto a los ríos de la alegría”. Así, en esta “hora de todos”, “esperanzados y alegres”, dispongámonos a escuchar a Jesucristo que nos invita a tener coraje cuando experimentemos que somos “pequeño rebaño”.

El Señor nos llama a vivir como hermanos y hermanas en una comunidad que sea sal de la tierra y luz del mundo (cf. EG 92); sal y luz en cada rincón de la diócesis de León. ¡Feliz curso pastoral! Con mi afecto y bendición.

+ Luis Ángel de las Heras cmf

Obispo de León

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now