Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La Iglesia se moviliza ante el incendio de Valencia: ofrece ayuda material y acompañamiento a través de los párrocos de la zona

El arzobispo Enrique Benavent manifiesta la cercanía de la archidiócesis a las víctimas y afectados por el fuego y ofrece ayuda material, pero también «una palabra de fe, de esperanza y de consuelo»

Todavía impresionan las imágenes del edificio consumido por un incendio este jueves en el barrio de Campanar de Valencia. Pero, sobre todo, conmueve que, en medio de esta tragedia, ya se han contabilizado cuatro fallecidos, mientras que los desaparecidos pueden superar la decena. Y en medio del dolor, también está la Iglesia cerca, en este caso, a través de los sacerdotes de la zona y el vicario episcopal de la archidiócesis de Valencia, Emilio Hernández.

Según ha informado la sede episcopal levantina, el arzobispo, Enrique Benavent, organizó el jueves por la tarde un comité de emergencia y la Iglesia se movilizó desde los primeros momentos. Los sacerdotes acudieron al hospital de campaña para ofrecer todo tipo de ayuda: material y acompañamiento.

Aunque se han movilizado a todas las parroquias del arciprestazgo al que pertenecen las viviendas afectadas, el arzobispo ha solicitado la implicación de las parroquias de toda la ciudad y la archidiócesis.

Precisamente, Benavent ha señalado este viernes que cuando la sociedad vive una tragedia de estas características, «la Iglesia participa de los sufrimientos y las angustias de la sociedad». «Experimentamos el dolor que experimentan todos los valencianos, porque también nosotros, los cristianos, somos ciudadanos y miembros de esta ciudad. Nos sentimos cerca de los que han perdido a un ser querido, de sus familias y de todas las víctimas, también de los que han perdido sus viviendas y están viviendo una situación difícil. Tienen la solidaridad y el afecto de toda la Iglesia de Valencia», ha añadido.

Asimismo, ha confesado que para él está siendo un momento «duro y difícil» y que está a la espera de las decisiones de las autoridades para organizar algún momento de oración y plegaria por las víctimas de esta tragedia.

«Seguimos atentos y siempre dispuestos a ayudar a las personas que puedan necesitar no solo una ayuda material, sino una palabra de fe, de esperanza y de consuelo, que sepan que en la Iglesia tiene una casa que les acoge y que el Señor es siempre nuestro consuelo y nuestra fortaleza», ha concluido.

Otras reacciones episcopales

Las reacciones eclesiales no se han hecho esperar. Así, este viernes, el arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cardenal Juan José Omella, ha lamentado el incendio. «Las imágenes del edificio totalmente calcinado en Valencia nos llenan el corazón de dolor. Mando un fraternal saludo a mi hermano en el episcopado, monseñor Enrique Benavent [arzobispo de Valencia]», ha señalado a través de la red social X.

Y ha añadido: «Hago llegar mi más sentido pésame a las familias afectadas por este trágico suceso. Unidos en oración».

La misma noche del jueves, el secretario general de la CEE y obispo auxiliar de Toledo, César García Magán, manifestó estar impresionado por la magnitud del fuego y ofreció su oración para que no hubiese víctimas y los heridos se recuperasen. También agradeció el trabajo a los bomberos.

Del mismo modo, ha reaccionado el obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, que ha pedido roación por los fallecidos, desaparecidos y los vecinos que se han quedado sin hogar, y el obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, que se ha sumado a esta oración añadiendo: «Que el Señor tenga misericordia de nosotros».

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now