Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La Segunda Jornada Mundial de los Niños será en septiembre de 2026

Francisco ha concluido la Primera Jornada Mundial de los Niños con una misa celebrada en la plaza de San Pedro

La solemnidad de la Trinidad ha coincidido con la celebración en Roma de la Primera Jornada Mundial de los Niños. Durante la misa el Santo Padre ha explicado a los más pequeños este misterio; un solo Dios son tres personas. Tras hablar del Padre y el Hijo, Francisco ha querido clarificar el Espíritu Santo: «el Espíritu Santo es Dios, que está dentro de nosotros. Nosotros recibimos el Espíritu Santo en el Bautismo, lo recibimos en los sacramentos. El Espíritu Santo es el que nos acompaña en la vida. Es Aquel que nos habla en el corazón y nos sugiere las cosas buenas que debemos hacer. Es Aquel que cuando hacemos algo mal nos reprende por dentro».

Además de a la Trinidad, Francisco ha pedido a los niños que recen a la Virgen. «Saben que para estar seguros, los cristianos también tenemos una Madre». También les ha pedido que recen por «los padres, por los abuelos y por los niños enfermos. Aquí hay muchos niños enfermos detrás de mí. Recen siempre y sobre todo recen por la paz, para que no haya guerras».

En la Eucaristía también ha participado el actor y director de cine italiano Roberto Benigni, que se unió al mensaje de Francisco con un monólogo en clave de humor, en el que recordó que «quien no ama comete el pecado más grave del mundo: la guerra. Esta palabra dicha aquí lo ensucia todo, lo arruina todo. Cuando los niños juegan a la guerra, en cuanto uno resulta herido, paran. ¿Por qué los mayores no hacen lo mismo?»

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now