Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El Papa muestra su disposición a viajar a Nicea con el patriarca Bartolomé en el 1.700 aniversario del Concilio

Pide que las dos Iglesias recen juntas para que los gobernantes de Tierra Santa encuentren la vía de la concordia y la guerra llegue a su fin

En una audiencia con la delegación del Patriarcado Ecuménico que participará en las celebraciones con motivo del Día del Papa, fiesta de san Pedro y san Pablo, Francisco ha reconocido que tiene intención de viajar a Nicea con el patriarca Bartolomé con motivo del 1.700 aniversario del Concilio que se celebró en esta ciudad.

«Espero que el recuerdo de este acontecimiento tan importante pueda aumentar en todos los creyentes en Cristo Señor el deseo de dar juntos testimonio de la fe y el anhelo de una mayor comunión. En particular, me alegra que al Patriarcado Ecuménico y del Dicasterio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos hayan comenzado a reflexionar sobre cómo conmemorar juntos este aniversario», ha añadido.

C

Tras recordar la peregrinación que hizo con Bartolomé en mayo de 2014, hace diez años, ha repetido que «el diálogo entre ambas Iglesias no entraña ningún riesgo para la integridad de la fe, al contrario, es una exigencia que surge de la fidelidad al Señor».

«Por este motivo, aliento el trabajo de la Comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa, que ha asumido el estudio de delicadas cuestiones históricas y teológicas. Espero que los pastores y teólogos involucrados en este proceso vayan más allá de las disputas puramente académicas y escuchen con disposición lo que el Espíritu Santo dice a la vida de la Iglesia, así como que lo que ya ha sido objeto de estudio y acuerdo encuentre plena acogida en nuestras comunidades», ha continuado

Haciendo referencia nuevamente al encuentro de Jerusalén, ha puesto encima de la mesa la «dramática situación que hoy se vive en Tierra Santa». Una realidad que muestra «la necesidad y la urgencia de rezar juntos por la paz, para que esta guerra termine, y los jefes de las naciones y partes en el conflicto puedan encontrar la vía de la concordia, y todos se reconozcan hermanos».

Y ha concluido con un llamamiento a ser portadores de esperanza: «En una época en la que tantos hombres y mujeres son pregoneros del miedo al futuro, nuestra Iglesia tiene la misión de anunciar siempre y por todas partes a Jesucristo, nuestra esperanza».

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now