Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Un acuerdo para orar

“Si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del Cielo”. (Mt 18,19)

  1. Muchas personas dicen en este tiempo que les resulta difícil orar. ¿Podemos encontrar algunas causas de las dificultades más frecuentes que suelen dificultar hoy el ejercicio de la oración?
  2. En un mudo marcado por el individualismo, es difícil que dos personas se pongan de acuerdo para tratar de conseguir algo que vaya más allá de sus intereses. ¿Qué nos sugiere ese posible acuerdo al que se refiere Jesús?
  3. Es interesante ver que Jesús menciona a dos personas que pueden ponerse de acuerdo para pedir algo a Dios.  ¿Qué importancia puede tener esa decisión de compartir la oración?
  4. Jesús se refiere explícitamente a la oración de petición. Nuestra oración se limita a veces a pedir a Dios la salud o algunos bienes materiales. ¿Es frecuente pedir a Dios que nos ayude a cumplir su voluntad?
  5. ¿Se puede imaginar la razón por la que el Padre escucha y atiende la petición de dos personas que se han puesto de acuerdo para pedir algo?
  6. ¿Qué importancia puede tener que Jesús relacione o contraponga lo que dos personas hacen en la tierra con lo que el Padre decide desde el Cielo?
  7. ¿Y yo con quién suelo compartir mi oración y con qué personas no me uniría jamás para orar? ¿Puedo reflexionar sobre las razones que me mueven a tomar ambas decisiones?
This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now