Skip to content Skip to sidebar Skip to footer
Libro del Papa Francisco sobre Benedicto XVI

Francisco en un libro sobre Benedicto XVI: «Daba libertad, nunca se entrometió»

El Papa cuenta cómo se despidió de su predecesor: «Estuve un rato con él, me miraba y me apretaba la mano. Recuerdo perfectamente sus ojos claros… Le dije unas palabras con cariño y lo bendije»

«Daba libertad, nunca se entrometió. En una ocasión, ante una decisión que no entendía, me preguntó al respecto con mucha naturalidad. Me dijo: “Mire, yo no entiendo esto, pero la decisión está en sus manos”, y yo le expliqué los motivos y quedó contento». Estas son algunas de las confesiones del papa Francisco sobre Benedicto XVI a Javier Martínez-Brocal, corresponsal de ABC, en el libro entrevista El sucesor, editado por Planeta.

En el texto, según detalla este martes Vatican News, Francisco reconoce que «él (Benedicto XVI) nunca me quitó el apoyo». «Quizá hubo alguna cosa que hice con la que él no estaba de acuerdo, pero nunca lo dijo», admite.

Pero no solo no interfirió, sino que Ratzinger también salió en defensa del Papa, como él mismo relata en el libro. «Tuve una entrevista muy bella con él cuando unos cardenales fueron a verle extrañados por mis palabras sobre el matrimonio, y él fue clarísimo con ellos. Un día se presentaron en su casa para hacerme prácticamente un proceso y me acusaron ante él de que yo promovía el matrimonio homosexual. Benedicto no se agitó, porque sabía perfectamente lo que yo pienso. Los escuchó a todos, uno a uno. Los calmó y les explicó todo. Fue una vez que mencioné que, como el matrimonio es un sacramento, no puede administrarse a parejas homosexuales, pero que, de alguna manera, había que dar alguna garantía o una protección civil a la situación de estas parejas. […] Algunos fueron a decirle a Benedicto que yo estaba diciendo herejías. Él los escuchó y, con mucha altura, los ayudo a distinguir las cosas… Les dijo: “Esto no es una herejía”. ¡Cómo me defendió!… Él siempre me defendió», explica.         

El actual Pontífice también define a su predecesor: «Era un hombre de gran mansedumbre. En algunos casos, ciertas personas se aprovecharon, quizá sin mala intención, y limitaron sus movimientos. Lamentablemente, de alguna manera, lo fueron cercando. Era un hombre muy delicado, pero no débil, era fuerte. Pero ahí, consigo mismo, era humilde y prefería no imponerse. Así que sufrió bastante».

La despedida de Benedicto XVI

Asimismo, recuerda cómo fue su despedida de Benedicto XVI, el 28 de diciembre de 2022. Cuenta que estaba acostado en la cama, consciente, pero sin hablar. «Me miraba, me apretaba la mano, entendía lo que yo le decía, pero no lograba articular palabra. Estuve un rato con él así, lo miraba y le tomaba la mano. Recuerdo perfectamente sus ojos claros… Le dije unas palabras con cariño y lo bendije. De esta forma, nos despedimos».

A lo largo de la conversación, Francisco confiesa que el del Papa alemán ha sido el último con el cuerpo del Papa fuera del ataúd y del catafalco con almohadones. «Serán velados y sepultados como cualquier hijo de la Iglesia. Con dignidad, como cualquier cristiano», admite.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now