Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Francisco: «El mundo necesita mirar a las mujeres para encontrar la paz»

En la fiesta de Santa María, Madre de Dios, pone como ejemplo y modelo a la Virgen y afirma que solo ella puede reunir a la familia humana en un mundo golpeado por la guerra

Primera homilía del papa Francisco en 2024. En la fiesta de Santa María, Madre de Dios y Jornada Mundial de la Paz. Y el Pontífice ha aprovechado la ocasión para reivindicar la figura de la Virgen y por extensión la de todas las mujeres.

En su alocución, ha destacado que Dios eligió a María, una mujer, para dar un cambio a la historia y que su maternidad es el camino para encontrar la ternura paterna de Dios, «el camino más cercano, más directo, más fácil».

«La Madre, en efecto, nos conduce al principio y al corazón de la fe, que no se trata de una teoría o de un compromiso, sino de un don inmenso, que nos hace hijos amados, moradas del amor del Padre. Por eso, acoger a la Madre en la propia vida no es una elección devota, sino una exigencia de la fe», ha añadido.

Así, ha subrayado que la Iglesia necesita de María para redescubrir su rostro femenino y asemejarse más a ella como modelo y figura perfecta, pero también «para dar más espacio a las mujeres y para ser generativa a través de una pastoral hecha de cuidado y solicitud, de paciencia y valentía materna».

Y ha agregado: «También el mundo necesita mirar a las madres y a las mujeres para encontrar la paz, para escapar de las espirales de violencia y odio, y volver a tener miradas humanas y corazones que ven. Y toda sociedad necesita acoger el don de la mujer, de cada mujer: respetarla, cuidarla, valorarla, sabiendo que quien lastima a una mujer profana a Dios, nacido de mujer».

Del mismo modo, ha dicho que María tiene un papel fundamental en la vida personal de cada uno, en el camino hacia la plenitud, pues todos «tenemos carencias, soledades, vacíos que necesitan ser colmados».

«Cuando estamos tentados de encerrarnos en nosotros mismos, acudimos a ellos; cuando no logramos desenredarnos de los nudos de la vida, buscamos refugio en ella. Nuestro tiempo, vacío de paz, necesita de una Madre que vuelva a reunir a la familia humana. Miremos a María para ser constructores de unidad», ha concluido.

This Pop-up Is Included in the Theme
Best Choice for Creatives
Purchase Now